Seleccionar página

Gestión de banca

 

Podrás iniciarte en el campo que desees sin mucho riesgo gracias a los generosos bonos de apuestas deportivas que nos ofrecen las casas de apuestas al registrarnos por primera vez como clientes. No es complicado hacerse con una buena banca inicial utilizando las ofertas de bienvenida, pero solo siguiendo una gestión de banca efectiva se podrá llegar a conseguir mantener resultados positivos a largo plazo.

Con una buena gestión de banca podremos invertir en cualquier campo que nos interese, ya sea en criptomonedas, bolsa, divisas, materias primas, indices o apuestas deportivas sabiendo que será muy difícil que se agote por completo el capital inicial que tenemos para invertir.

Si buscamos una gestión en concreto para las apuestas deportivas, existen muchas y variadas estrategias que pueden ser aplicadas para gestionar la banca, la cantidad total que está dispuesto a arriesgar e invertir en sus apuestas.

 

Cuales son las distintas estrategias?

 

Una estrategia es utilizar un porcentaje constante de la banca en cada apuesta. Se supone que este método protegerá a cualquier jugador de perder su banca completa ya que el monto al apostar, disminuye a medida que disminuye la banca.

Hay dos características esenciales para ser un apostante deportivo exitoso a largo plazo. El primero es la capacidad de reconocer el valor en un mercado determinado, y el segundo es cómo administrar la banca de apuestas. En otras palabras, cómo optimizar el valor identificado mientras se minimiza el riesgo.

Muchos apostantes tienen la capacidad de reconocer valor en un mercado de las apuestas deportivas en particular, pero una vez que se ha identificado el valor, hay que saber que cantidad apostar a un determinado evento. Debemos primero pensar en el tipo de inversión que queremos seguir. ¿Buscamos ser un poco arriesgados o algo más conservador? Por lo general, se recomienda utilizar entre un 1% y un 3% de la banca en cada apuesta. Si se quiere ser un poco más agresivo se puede utilizar un 5%.

Profundizando más en la gestión de banca, deberíamos tener en cuenta la cuota a la que estamos apostando para utilizar una parte mayor o menor de nuestra banca. Por ejemplo, ¿Apostaremos el mismo porcentaje en un favorito a 1.50 que un no favorito a cuota 3.75 ?

 

La probabilidad es la clave

 

Habrá que tener en cuenta las probabilidades que se ofrecen para una apuesta en particular y apostar una cantidad menor cuanto más alta es la cuota. El objetivo es ganar aproximadamente la misma cantidad para cada apuesta, esta cantidad debe ser un porcentaje fijo de nuestro banca, para asegurarnos de no apostar demasiado en relación a cuánto tenemos que ganar. El monto exacto que utilizamos depende de las probabilidades de la selección relevante. Las probabilidades más altas significan apuestas bajas, mientras que las probabilidades más bajas significan apuestas más altas.

Por último hay que tener en cuenta que, siguiendo correctamente una buena gestión de banca podremos aumentar las cantidades utilizadas a medida que nuestro capital y nuestra experiencia aumenta.