Seleccionar página

Bono vs apuesta gratis

 

Podrás iniciarte en el campo de las apuestas deportivas sin mucho riesgo gracias a los generosos bonos de apuestas deportivas que nos ofrecen las casas de apuestas al registrarnos por primera vez como clientes.

No es complicado hacerse con una buena banca inicial utilizando las ofertas de bienvenida, en total puedes conseguir más de 2500 euros entre bonos y apuestas gratuitas.

 

Diferencia entre Bonos y Apuestas gratuitas

 

Pero, cual es la diferencia entre unas y otras ofertas? Es posible beneficiarse de ambas, veamos cuales son las características principales:

Un bono de bienvenida es dinero que la casa de apuestas suma a tu saldo de apuestas cuando realizas tu primer deposito con un método aceptado para recibir el bono.

Normalmente obtendrás una cantidad de bono igual a tu deposito, aunque esto depende de cada casa de apuestas, así como la cantidad máxima de bono que se puede recibir.
Por ejemplo, si depositas 100 euros en tu primer ingreso recibirás otros 100 euros de bono, con lo que dispondrás de 200 euros para poder realizar tus apuestas.

Lógicamente este saldo no se puede retirar directamente, es para utilizar en apuestas, dependerá de las condiciones de cada casa la cantidad de apuestas que debamos realizar antes de poder solicitar un retiro. También hay que tener en cuenta que cada casa tendrá una cuota mínima a la que habrá que apostar para que nuestra apuesta sea tenida en cuenta par completar los requisitos totales de apuestas para liberal el bono, esta cuota mínima puede ser de 1.5, 1.7 o 2 por ejemplo.

Recordamos que la cuota es lo que indica la cantidad que nos pagara la casa nuestra apuesta, solo hay que multiplicar la cantidad apostada por la cuota y el resultado será lo que obtendremos incluyendo la cantidad apostada, si apostamos 10 a cuota 2 obtendremos 20, que incluyen nuestros 10 iniciales por lo que la ganancia neta es de 10.

Puedes ir haciendo apuestas de la cantidad que desees, todas suman para llegar a la cantidad total necesaria. Como normalmente tienes mucho tiempo para llegar a completar el bono, puede ser hasta un mes dependiendo de la casa, aconsejamos realizar apuestas relativamente pequeñas, así el saldo no variara mucho hasta completar el bono, ya que las apuestas que no resulten ganadoras se compensaran con las que acertemos. Siguiendo una buena gestión de banca, como se explica aquí, no es complicado sacar provecho de los bonos de bienvenida.

Una apuesta gratuita es una cantidad que la casa de apuestas nos da para poder utilizar en apuestas una sola vez. La cantidad que obtendremos dependerá de cual sea la cantidad de nuestra primera apuesta con nuestro propio dinero o cual sea la cantidad de nuestro primer deposito, esto dependerá de cada casa de apuestas.

Puede ser que después de realizar nuestra primera apuesta de 50 euros la casa de apuestas nos de una apuesta gratuita del mismo valor, independientemente de si nuestra primera apuesta resulto acertada o no.

Una vez sea evaluada nuestra primera apuesta tendremos disponibles los 50 de apuesta gratuita, y podremos utilizarlos para realizar una o varias apuestas hasta consumir los 50 iniciales, solo hay que tener en cuenta que cuando se realizan apuestas con saldo gratuito en la posibles ganancias no se incluye la cantidad de saldo gratuito utilizado para realizar la apuesta.

Siguiendo nuestro ejemplo anterior, si apostamos 10 a cuota 2 pero esta vez utilizando saldo gratuito, en nuestras ganancias no se incluirán los 10 apostados, por lo que en vez de 20 solo 10 pasaran a nuestro saldo de dinero real.

Una vez utilizada la apuesta gratuita y si resulta ganadora la cantidad que pase a nuestro saldo se considera saldo real y podremos solicitar un retiro del mismo si así queremos.

Ya que la cantidad apostada no se incluye en las posibles ganancias, aconsejamos realizar apuestas con nuestro saldo gratuito solo a cuotas suficientemente altas, ya que por ejemplo una apuesta gratuita de 50 utilizada a cuota 1.10 solo daría un beneficio de 5 euros.